emblema

Historia del de la Cruz Roja Salvadoreña

bandera

Historia de la Cruz Roja Salvadoreña

Emblema Cruz Roja

El movimiento Cruzrojistico en El Salvador, tiene como pioneros a los Señores Luís Vandyck y Astor Marchesini, quienes formaron el Estatuto de la Sociedad de la Cruz Roja “Institución a la cual el Presidente de la República; Dr. Rafael Zaldívar y su ministro de Beneficencia Dr. J. Antonio  Castro, otorgaron personería jurídica por acuerdo ejecutivo del 13 de marzo de 1885.

El Primer Consejo Superior de
Cruz Roja Salvadoreña,
Estuvo integrado por los
Señores siguientes:

Presidente                                                     Don Augusto Bouineau
Vicepresidente                                              Don pilar Burgos
Tesorero                                                       Don Manuel Párraga
Vocales                                                         Don Julio Balette
                                                                       Don Anselmo Cousin
                                                                       Don Miguel Yúdice
                                                                       Don Pablo bousquet
                                                                       Don Ernesto Rozwille

            Como presidente Administrativo y Comisario Jefe de la misma, Don Astor Marchesini.
De acuerdo a su reglamento, estaría formada por Socios-Activos y benefactores.
            El objetivo de ella, según el articulo primero, es “Socorrer a los enfermos y heridos militares, de cualquiera de las partes beligerantes, ya sea en el campo de batalla o en los hospitales del ejército”.

            El 28 de marzo de 1885, apenas fundada la Sociedad Nacional. El Salvador entró en conflicto con Guatemala, al oponerse a ala política Federalista del presidente de ese país, Justo Rufino Barrios y firmar con Nicaragua y Costa Rica una alianza para defender con las armas la Independencia de las 3 repúblicas.

            Ese conflicto, en cierto modo, el bautismo de fuego de la Cruz Roja Salvadoreña, que organizó servicios de camilleros e improvisó hospitales, donde se hicieron famosos los doctores Juan Padilla Matute y Hernán Power. La Sociedad Nacional asistió a las tropas salvadoreñas y en algunos casos, socorrió a los heridos y enfermos del ejército Guatemalteco. El conflicto concluyó con el fracaso de Guatemala al morir Justo Rufino Barrios, el 2 de abril de 1885, en Chalchuapa, el 16 de abril de ese mismo año se firmó la paz. Tras el conflicto, la Cruz Roja Salvadoreña entró en un profundo letargo durante el cuál diversos acontecimientos especialmente la inestabilidad en sus actividades.

            En 1890 estalló en El Salvador un levantamiento revolucionario, a raíz del cual Costa Rica se retiró de la unión de las cinco Repúblicas Centroamericanas.

            Cuatro años más tarde, El Salvador participó junto con Honduras y Nicaragua, en la Formación de la República de América Central, que se disolvió en 1898, debido a la denominada “Revolución de los 44” en El Salvador.

            Esta revolución marcó también el renacimiento de la Cruz Roja en El Salvador. El 31 de octubre de 1898, se organizó el Consejo Supremo de la Cruz Roja Salvadoreña.

A comienzos del siglo, Cruz roja salvadoreña se asoció al Consejo Superior de salubridad e inició sus actividades en tiempo de paz con la lucha contra las epidemias del cólera, viruela, meningitis, gripe y disentería que se registraron tras los enfrentamientos entre El Salvador y Guatemala en 1906 y Nicaragua después en 1907. Todo esto ya bajo la presidencia de Don Miguel Yúdice, quién supo mantener el accionar de la institución en forma permanente.
Se formó la Asociación de Damas, (que se convirtió en el Comité de Damas Voluntarias en 1952).

            En 1914 se dedicó a la lucha contra la tuberculosis y fundó 3 sanatorios; en Santa Ana, San Miguel y San Salvador.

            El 11 de abril de 1915 inauguró en Nueva San Salvador el Asilo “Adalberto”, un servicio a favor de los niños huérfanos.

            El Salvador ha sido siempre teatro de graves catástrofes naturales: Terremotos, inundaciones, epidemias, sequías que han asolado el país a intervalos regulares en muchas ocasiones, especialmente en 1917 y 1918, cuando tras sendas catástrofes naturales produjeron nuevas epidemias, la Cruz Roja Salvadoreña dio prueba de rapidez y eficacia. En 1917 el Consejo Supremo decidió reorganizar la Sociedad Nacional de acuerdo con las disposiciones del Primer Convenio de Ginebra de 1864 ya que El Salvador fue el primer país del continente Americano en adherirse en el año 1874 fungiendo como presidente de la republica el mariscal de campo Don Santiago Gonzáles. Esta desición se tradujo en la aprobación de los nuevos estatutos el 5 de julio de 1918.
El 25 de abril de 1925, El CICR, reconoció oficialmente a la Cruz Roja Salvadoreña, incorporándose también a la liga, hoy federación el 24 de junio en ese mismo año.
El 9 de diciembre de 1926, se fundó la Cruz Roja Salvadoreña de la Juventud.
El 31 de septiembre de 1928 bajo los auspicios de Cruz Roja Salvadoreña son enviadas a estudiar la carrera de enfermería al hospital de nuestra señora de las mercedes, en la habana cuba, las señoritas. Angélica Vidal e Isabel Gavidia Bonilla.
En 1931 la sociedad nacional fundó la liga nacional antituberculosa. Ese mismo año socorrió a las victimas del terremoto que asoló a la ciudad de san Vicente.
En relación con sus cuerpos filiales, Cruz Roja Salvadoreña cuenta con el personal debidamente capacitado para asistir a toda persona que demande sus servicios, quienes trabajan totalmente ad-honoren es decir, totalmente voluntarios.

Comité de Damas Voluntarias
(17 de junio de 1906). Son la encargadas de asistir socialmente en asilos, guarderías y orfanatorios, entregando ropa, alimentos y medicinas a los más necesitados.
Así mismo llevan a cabo campañas de colecta de fondos para mantener los servicios de emergencia de la institución.

Cruz Roja Salvadoreña de la Juventud
(9 de diciembre de 1926). Es el cuerpo de la Cruz Roja, donde se forjan los futuros socorristas, damas y guardavidas. La institución les brinda la debida preparación para actuar en casos de desastres, en las tareas de socorro y de primeros auxilios. Durante en periodos llevan a cabo programas de bienestar social en asilos, centros asistenciales, guarderías y orfanatorios.

Cuerpo de Guardavidas Voluntarios
Fundado el 5 de abril de 1938 por el doctor Rubén Barraza, tiene bajo su responsabilidad el salvamento acuático en playas, ríos, lagos, piscinas, especialmente en épocas de temporada de verano.

Cuerpo de Socorristas Voluntarios
Fundado el 31 de octubre de 1951, a raíz del terremoto que azotó en la zona de jucuapa y chinameca, honor que le corresponde a Don Baltasar Llort Escalante.

Constituye la fuerza principal de la Cruz Roja en casos de desastres y de socorro a las victimas.

1.- Don Augusto Bouineau

Marzo 1885 – Junio 1906

2.- Dr. Miguel Yúdice

Junio de 1906 – Octubre 1911

3. – Don Gustavo Lozano(interino)

Junio 1907 – Noviembre 1908

4. – Don Carlos Melendez

Octubre 1911 – Mayo 1913

5. – Don Mauricio Meardi

Mayo 1913 – Abril 1915

6. – Dr. Federico Yúdice

Agosto 1916 – Septiembre 1922

7. – Don Ramón García González

Septiembre 1922 – Junio 1926

                            Interino                           

Junio 1912 – Diciembre 1912

Interino

Abril 1915 – Agosto 1916

8. – Dr. Max Olano

Junio 1926 – Enero 1935

9. – Dr. Alonso V. Velasco

Enero 1935 – Julio 1936

10. – Dr. Carlos Lardé

Julio 1936 – Febrero 1943

11. – Gral. José Trabanino (interino)

Octubre 1938 – Abril 1939

Interino

Diciembre 1948 – Junio 1950

12. – Dr. Ricardo Rivas Vides

Febrero 1943 – Julio 1952

13. – Don Rafael Meza Ayau

Julio 1952 – Junio 1956

14. – Dr. Dymas Funes Hartmann

Junio 1956 – Julio 1960

15. – Don Francisco Núñez Arrué

Julio 1960 – Julio 1964

16. – Dr. Francisco Valiente

Julio 1964 – Septiembre 1965

17. – Dr. Roberto Alejandro Jiménez

Septiembre 1965 – Julio 1972

18. – Don Ernesto Rivas Gallont

Julio 1972 – Marzo 1977

19. – Don Ricardo J. López

Marzo 1977 – Junio 1984

20. – Don Teofilo J. Siman

Julio 1984

21. – Dr. Benjamín Ruiz Rodas

Enero 2008

Anterior<<